jueves, 12 de abril de 2012

Algunas partes de mi

He luchado contra mi mismo una y cien mil veces en mi mente sobre este asunto, en sí debo o no hablar de esto. Pero llegue al límite. Sí bien es verdad que probablemente cambie la perspectiva que tienen sobre mí, pero sino lo hago me iré a caer directo sobre una enorme montaña de mierda que yo mismo he estado recolectando. Así que aquí voy…

Estaba aturdido y abrumado con todo aquello, su repentina partida me dio a entender que había sido parte de un maldito juego y me permití poblarme de coraje. En un inicio lo miré a él únicamente como si se tratara de una atracción física en la que no podría haber futuro pero entonces él se encargo de hablarme bonito, de ganarse mi confianza, y peor aún, de mi mente y corazón. Entonces destroce todo muro para no impedirle nada, lo atesore en mis entrañas, lo bese con locura, me apegue tanto que creía nuestras pieles solo estaban estorbando. Y cuando se fue, caí, me volví loco, lloré, me odie, lo ame más, y me odie más a mí.

Sintiéndome tan jodido y creyendo que al recurrir a alguien más me haría pronto sentirme mejor llegue a besar tantos labios desgastados, tire de cabellos y hasta de canas, subí a cualquier cerro en el que pudiera percatar cualquier atractivo en mí. Con profesores, floristas, inclusive con cerrajeros, en moteles sucios o lujosos, en el campamento con aquel viejo que me ofreció hasta dinero, en un maldito cuarto lleno de hombres a los cuales nunca les podre nombrar puesto a no había por que gastar tiempo presentándonos. Rompiéndome el corazón, olvidándome de mí, sin respeto, haciéndome creer que estaba bien, que todo era mejor así. Engañando al mundo, a mi mismo.

Y no voy a justificarme, he sido un idiota y lo acepto. Me torturo, me juzgo, pero ahora es tiempo de arreglarme. Esperaba inocentemente -¡vaya calificativo! Creo no debería usarlo- toparme alguna vez con alguien que pudiera encontrar en mis ojos la posibilidad de pasar no solo una noche envueltos en sabanas y en sudor, pero era obvio que no fue así.

No he sido feliz, eso es verdad. En los últimos meses no he sido feliz. Pero afortunadamente con cada amanecer se nos da la oportunidad de volver a intentarlo. Y voy a hacerlo.

Todos tenemos ropa sucia que lavar, y yo me estoy ya encargado de ella; llenando el tendedero y usando el mejor jabón: el amor. Me estoy empezando a amar de nuevo, acepte mis errores y me acepto con ellos. Estoy por cumplir la más temida edad para mí, y pienso hacerlo bien. Así que… aquí voy de nuevo.

Me llamo Osmar, tengo casi dieciocho años, me asusta crecer, me gustan las hojas de los arboles, tomo el té a toda hora, amo con locura y soy humano. Un placer.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucho gusto Osmar.
Y bienvenida sea tu nueva eleccion de forma de vivir.
Lo mejor de todo esque eres responsable, y has decidido hacerte cargo de ti, pues claro no tendrias que hacerlo de nadie mas que de ti primero que nada.
Yo soy Angelica, y te amo.

Benn-10 dijo...

Hola osmar...

claro que cambia la perspectiva sobre ti, pero todo cambio siempre es para bien... derroca ideales, desmorona falsedades, y crea(con solo crear ya es bueno) imágenes más cercanas a la realidad, y eso me gusta.

Yo soy Benjamin, y Te Amo.

Prince Of Shadows dijo...

Siempre es bueno tomar este tipo de decisiones, no permitas que nada destruya tu alma, si tu corazón esta roto lucha por sanar tu alma, que al fin de cuentas es lo mas puro que tenemos.
Crecer duele lo se bien, lloraras sangre pero al final nunca habrá herida que sea en vano ;) suerte en tu nuevo camino

Erik...!!! dijo...

Yo te seguiré llamando Rojito, vale? xD

No fue tu culpa, hiciste lo q hiciste porque estabas herido... y a alguien que está herido en el alma, no se le puede juzgar. Así que, por favor, no lo hagas. Así como tú, yo también jugué o intenté jugar el juego de los demás... llevado por la decepción, desesperación... creyendo que otro cuerpo me haría olvidar lo que, en un corazón herido, no se puede arrancar. Tranquilo, nos pasa a todos en un momento de nuestra vida... no fue la mejor decisión, pero tampoco significa q no te puedas remediarlo.

Como una vez lo entendí, el amor es como un juego donde hay q apostarlo todo, pero solo uno de los dos gana... y al perdedor le toca seguir... no sobrevivir. No esperes q el sentimiento se vaya para seguir... sigue para que el sentimiento se vaya o al menos disminuya. No es fácil, pero tampoco imposible... dale tiempo al tiempo y date tu tiempo para seguir.

Y no te juzgues, no te condenes... no hay nadie mejor en este mundo que tú, para ti. Recuerdalo.

Cuidate mucho
Un abrazo
Erik!

pd. Si quieres sentirte mejor - irónico que lo diga así, perdón - ve en youtube las reflexiones de Anastassia Sfeir... son excelentes y te ayudaran,a sí como lo hizo a mí, a seguir adelante.

-PAZ-

Erik...!!! dijo...

Ahh me olvidaba, mi concepto de ti no ha cambiado para nada... me ha hecho ver que eres tan humano como todos, nada más ^^!

Julio César Zamora Ramos dijo...

Estimado Osmar:

Así como tú muchos pasamos por experiencias similares, son momentos de desesperación ¿No crees?

Me alegra saber que de todas esas experiencias algo bueno has aprendido, pero me alegra mas saber que estás corrigiendo el rumbo.

¿Sabes? antes de leer esta entrada en tu blog creía que tu vida era casí "perfecta"... ahora veo que no es así. Admito que cambió mi concepto sobre ti de un chico interesante al de un chico súper iteresante.

Enhorabuena Osmar... a seguir adelante :)

DD Franco dijo...

No deben avergonzar las batallas libras, menos las victorias. Las cicatrices son recuerdos dolorosos, pero tienen esa función ser recuerdos. Asi mismo hay cosas que "tenemos" que hacer, sólo así podemos seguir adelante.
Mi perspectiva hacia ti cambio, ahora eres mas bello ante mis ojos.

saludos!