viernes, 18 de mayo de 2012

(Confróntalo) Mundo salvaje

No puedes llorar. No puedes decir que duele. No debes lamentarlo, ni siquiera tienes que notar su ausencia. No se vale decir que la extrañas y que has estado pensando en sus rizos dorados y salvajes. No tienes permiso de sentir celos. Ella puede dedicarte alguna devastadora canción, pues lo mereces. Ella puede besar ahora a quien quiera, inclusive entregarse. Ella tiene el permiso de volar en globo y esparcir el amor que sintió por ti. Ella puede desaparecer. No puedes verla después de un tiempo y querer besarla. No debes usar tus armas que sabes funcionarían. No se vale decirle que la amas. Así que cállate y oculta esos sentimientos. No seas cobarde ni egoísta, tú la alejaste y ya no puedes evitarlo, ni siquiera pienses intentar. No puedes encarcelar más aquel pájaro que merece conocer los cielos. Su amor es inmenso y en el mundo hay personas que si merecen recibirlo y corresponderle.

 Y entonces, recuérdala siempre como una niña.