miércoles, 29 de junio de 2011

Cenyeliztli

La vida representa todo, y todo puede volverse equivalente a nada. ¡¡Cuan curioso llega a ser esto!! ¡¡Cuan curioso llega a ser la vida!!

Cuando algún cuerpo recibe o se llena con una alma viva, ésta alma adquiere el compromiso de además de divertirse, hacer algo productivo. Y a la vez, se enfrenta a experimentar todo tipo de dolores, más de los que ya estaba expuesta. Pero la vida, aún con esto, es un desafío interesante y satisfactorio.

Yo en especial he aprendido mucho, estoy encantado con haber adquirido un cuerpo; pues me he topado con experiencias enriquecedoras que me han servido bastante. Para bien o para mal, pero servido en cualquiera de las opciones.

Recuerdo hacer dado mis primeros sorbos de este amargo pero también dulce té de la vida en los brazos de una familia, misma que me enseño distintos valores de una forma fácil y rápida, con el ejemplo. Uno de ellos, y él que más me ha servido, es la humildad, mismo que tarde en comprender y aprender. Agradezco, en especial y con honores y todo, a mi padre. Acertadamente lo mejor que me ha dado.

Mi madre me ha enseñado un sinfín de cosas, me enseño a respetar, a ser amable, a amar, a ser fuerte, y lo que más recuerdo es a comportarme según el escenario y la escena.

Mi hermano mayor me ha enseñado a aplicarme y a aprender todo lo posible en la escuela. A llevar una actitud con ganas de enriquecer sus conocimientos. Mientras que mi segundo hermano me ha enseñado a que todo tiene limites, que nada es bueno en exceso, que toda acción repercute en la vida.

Mi hermano Erick me mostro lo que es la verdadera y honrosa amistad de alguien, y los diversos valores que éste mismo valor lleva en la mano. Mi hermana pequeña… mi hermana pequeña tiene que crecer y aprender para entonces enseñarme algo después.

Dios, soy tu creación. Y estoy orgulloso de ello.

domingo, 5 de junio de 2011

Azul, asi de simple

 Mi vida a tu lado es justo eso: mi vida, un destino al que anhelo llegar, un sueño que deseo vivir.

Contigo me sentía llenado hasta el tope de felicidad y amor, me sentía en el lugar indicado y con la voz correcta, me sentía complementado y hasta sentí que le dimos vida a una canción: tu la melodía, y yo el ritmo; tu el ritmo y yo el compas; juntos funcionando en perfecto equilibrio, juntos aquella fascinante canción de amor.

Quiero acabar contigo, llegar al final del camino tomado de tu mano, con tu sonrisa en mis ojos, quedarme con tu compañía para la eternidad.

Lo quiero, aún ahora, pero… aún no es tiempo, quiero conocer otros sabores, quiero mirarme en otros ojos, quiero que beses otros labios, que disfrutes de otros colores…
Quiero que sea así, que nos desviemos pero que al final nos encontremos tú y yo y nos amemos como siempre lo sabemos hacer, estando seguros de que no hay, en este ni en otros mundos, persona más indicada que tú para mí, y yo para ti.

Sé a donde podemos llegar, sé lo que podemos hacer, sé lo que siento, lo sé y estoy seguro de ello.
Sé que no quiero que le dejen de crecer a mi campo flores de color azul.