sábado, 21 de mayo de 2011

Igloo

No debería contárselos, ni ustedes deberían leerlo; pero estoy tan contento que aún así compartiré con ustedes esto: Él me llamó, y me puso feliz, un tantito impactado, pero del todo aliviado. Hizo mi corazón y a mi cuerpo entero temblar, hizo que caminará y viera por la ventana hacia el cielo con esperanza.
Es probable, muy probable, que entre nosotros quede algo, algo chispeante: una amistad. Como él mismo lo dijo. ¡Encantado de que sea así!

Pero recuerden: ¡Es un secreto! No se lo mencionen a nadie.

2 comentarios:

Erik...!!! dijo...

Siempre donde hubo fuego... cenizas quedan... aunque sea un sentimiento negativo... siempre habra algo que los unirá... y cuando uno tenga noticias del otro... vuestros corazones, algo renacerá... y volverá a latir... aunque no sea con la misma intensidad ^^!!!

Cuidate...!!!

Valkan Smith dijo...

Guardaremos el secreto todo el tiempo que sea necesario (: